La Satisfacción, ¿la obsequias o la vendes?

Hoy en día es fácil encontrar lugares donde el servicio que nos brindan es personalizado, desde una heladería hasta un hotel, pero ¿qué hace de estos negocios la mayoría de emprendimientos de jóvenes soñadores queden en nuestro recuerdo? Básicamente en la afabilidad en su atención al cliente, puesto que un negocio sin cliente no tiene razón de ser. Entonces, ¿cuán importante es hoy en día que nuestro equipo sea al mejor en cuanto el trato al cliente? Desde mi punto de vista es lo primordial, debemos ofrecer al nuestro consumidor la mejor experiencia en cordialidad y amabilidad en cada visita, en cada atención sea cual fuere por ejemplo vía telefónica, vía presencial o la más concurrida en la vida 2.0. Y es es la justa razón por la cual se ha perdido la cordialidad en el trato, nos hemos vuelto un poco robóticos y a la vez frívolos cuando se requiere de nuestro servicio creyendo que el cliente nos hace un favor; no es así! Vivimos errados de parte y parte ambos necesitamos el uno del otro, por ejemplo si hemos creado una nueva necesidad, el cliente va a recurrir a la mejor oferta, sea cual fuere el valor ellos siempre se inclinarán por el trato cordial, educado y sobre todo que se le dé la importancia a sus requerimientos. ¿Que porqué volverán? Porque hemos sembrado en ellos la afabilidad, hemos creado adicional a nuestra marca un producto o servicio que cumpla con los aspectos que llenen sus intereses, hemos logrado con esta cualidad que se sientan importantes y que nos miren con otra perspectiva, ya no solo de ser el proveedor de algo si no el generador de experiencias gratificantes. ¿Estás listo para dar el siguiente paso?

¿Estás listo para llevar a tu marca, producto o servicio a otro nivel?

¿Estás seguro de poder crear una experiencia afable a tu aliado?

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo